domingo, 22 de julio de 2012

Españolas en Londres


El título de esta entrada se corresponde con el título de una película que no sé si se sitúa en el tardofranquismo o en la incipiente (y a mi juicio sobrevalorada) transición, que trata el tema de las jóvenes españolas que iba a abortar a Londres dada la imposibilidad de abortar legalmente en España. Obviamente, no todas las españolas podían permitirse ir a abortar a Londres, eso estaba reservado a las clases altas y su habitual hipocresía.

Pues parece que a eso quiere llevarnos el ministro y ex-faraón de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, que se nos presentaba como el lado "progre" del PP y que no sé si por presiones o por convencimiento personal, desde que es ministro de Justicia se ha despachado con algunas declaraciones que ya quisiera para sí el mismísimo Rouco Varela.

Hace unos meses, y en plena tormenta de la Reforma Laboral, lo que hace pensar que las declaraciones de Ruiz-Gallardón además tienen algo de cortina de humo, ya habló de la presión social a las mujeres para que abortaran, como si todos fuéramos insultando a las embarazadas por la calle. Y las declaraciones con las que hoy se despachado en la revista humorís... digo, en el diario La Razón, en las que dice que la malformación del feto no será razón para abortar, eliminando así incluso uno de los supuestos que ya se recogían en la anterior Ley del aborto, y que hace en el momento en el que se empieza a hablar de un inminente rescate para España, nos sumen en los años 70 de nuevo.

A todo esto, el PP ha recortado las ayudas a los dependientes, endureciendo además los requisitos para que los dependientes reciban ayudas, y cargándose de facto la actual Ley de dependencia. Entonces, y juntándolo con las declaraciones del Ministro de Justicia, ¿queremos traer más dependientes al mundo?, ¿van a penalizar el aborto en el supuesto de malformaciones en el feto para luego dejarlos tirados? No hay por dónde cogerlo, a no ser que se coja por el lado de la hoja parroquial, de tanta difusión en la sede de Génova.

Ayer en un comentario que puse en escolar.net, dije que España no sería intervenida cambiando al Presidente del Gobierno, sino que apostaba por un vicepresidente económico puesto a dedo por Europa, dejándole a Rajoy decidir sobre la Ley del aborto. Lo que no esperaba era tener razón tan pronto.

1 comentario:

David Ruiz Urraca dijo...

Al igual que dices era una sospechosa cortina de humo cuando se hizo la modificación de la reforma laboral, yo creo que después de las manifestaciones en las cuales TODA la ciudadanía estaba en contra de las decisiones del gobierno, han querido sacar este tema a la luz para al menos tener parte de la población de su parte, sirviendo a la vez de cortina de humo para los duros recortes que nos están haciendo sufrir.

Después de esto, una pequeña reflexión personal. El título "Españolas en Londres" ¿refleja sólo las españolas que quieran ir a abortar, o tiene una segunda lectura haciendo ver que al final las españolas (y españoles, la juventud en general) tienen más futuro allí que aquí?